La fiesta de San Blas en Navarra

En febrero, San Blas y Santa Águeda, dos fiestas que se celebran en este mes que va a entrar y están ligadas a tradiciones donde existe una combinación de folclore, religión y gastronomía. La primera de estas fiestas será San Blas, que se celebra el día 3 de febrero.

Según cuenta la leyenda, San Blas es protector de catarros, anginas y otros dolores de garganta. Esto se debe a que un día San Blas salvó a un niño que se ahogaba por una espina de pescado que se le había quedado atorada en su  garganta y desde ese día, este santo está relacionado con la protección de todas enfermedades de garganta.

Además de todos los dolores de garganta a San Blas también se le atribuyen otros milagros, como sanar a los animales que antiguamente estaban enfermos en las casas, y protector de los niños.

Como casi todos los eventos festivos de nuestras localidades, hay una tradición religiosa en ellos y es por ello que para San Blas es típico las Misas donde cada uno de los presentes lleva alimentos para ser bendecidos y así a la hora de comerlos, te ayudan a protegerte con enfermedades para la garganta. Los alimentos que se suelen llevar para bendecir son roscos, bollos  y otros dulces típicos de la temporada.

san blas

En Pamplona, se realiza una tradicional Misa en la Iglesia de San Nicolás, para bendecir estos dulces, y en los alrededores de la Iglesia podemos encontrar diferentes puestos donde comprar los bollos, los roscos, y las típicas tortas de txantxigorri, o diferentes tipos de caramelos.

Además de realizar la bendición de estos productos, hay otras localidades como Milagro, Ribaforada o Peralta, que para celebrar esta fiesta preparan una gran hoguera que al caer la noche prenderán, y así podrán pasar un rato agradable alrededor de ella todos los vecinos de la localidad, acompañados de un buen  trozo de txistorra, pan y vino.

San Blas

El fuego, en antiguas creencias populares estaba reconocido como  elemento purificador, y en muchas de estas localidades se encendían estas hogueras a principios de año, para comenzar un año nuevo limpio y purificado.

Para todo aquellos, que  seáis propensos a los dolores de garganta, ya sabéis a bendecir vuestros alimentos para estar “ protegidos´´ durante el año.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *