4 beneficios de una escapada a un camping

Ir de camping tiene muchos beneficios no solo para tu cuerpo sino también para tu mente. Se trata de una experiencia muy agradable con múltiples ventajas para tu salud

4 beneficios de ir de camping para tu cuerpo y mente

Ir de camping es una experiencia muy agradable. Te conecta con la naturaleza, te permite conocer personas nuevas, realizar actividades muy placenteras, a la par que relajarte y disfrutar del aire fresco. ¿Has ido alguna vez de camping?

Si nunca te has atrevido a vivir la experiencia de ir de camping, hoy vamos a hablarte de los beneficios de hacerlo que seguro te harán replanteártelo y organizar una escapada en las próximas vacacionesh. ¿Te animarás?

4 beneficios de ir de camping

1. Vas a quemar calorías

Ahora que se acerca el verano y ya va siendo hora de ponerse ropa más ligera, ir de camping es una excelente idea para quemar esas calorías sobrantes. ¿De qué manera? De una en la que casi no te darás cuenta.

Los sitios para acampar suelen tener espacios espectaculares por los que hacer senderismo. Caminar, salir a correr, no es lo mismo si siempre lo hacemos por los mismos lugares.

Sin embargo, cuando nos vamos de camping, conocemos sitios nuevos y nos aventuramos a hacer largas rutas en las que se nos va la propia noción del tiempo.

Senderismo

2. Desconectas por completo

¿Tienes un trabajo muy estresante? ¿Te agobia la gran ciudad? Muchas veces, no nos damos cuenta de que instalamos el piloto automático y de que los días pasan entre trabajo y estrés.

Ir de camping es una excelente manera de volver a conectar con la naturaleza, de disfrutar de la vida y respirar aire fresco. Al pasar por esta experiencia, nos damos cuenta de lo poco que solemos fijarnos y valorar las pequeñas cosas.

El silencio, la calma, el frescor de la brisa, el sonido de los arroyos, las hojas de los árboles al moverse, el viento… Todo esto son cosas en las que no solemos reparar habitualmente.

Ir de camping es una excelente manera de desconectar y reconectar al mismo tiempo con el mundo que nos rodea.

3. Purifica tus hábitos de sueño

Lo mejor es irse de acampada la máxima cantidad de días que te sea posible. ¿Por qué? Porque esto no solo te ayudará a descansar y desconectar, sino que te permitirá purificar esos hábitos de sueño tan nocivos que habías estado llevando a cabo.

Cuando estás en la naturaleza y no tienes que levantarte pronto para trabajar ni para atender ningún tipo de obligación, puedes permitirte el lujo de levantarte con el sol. Esto es realmente maravilloso.

Ir de camping

4. Te aleja de la dependencia tecnológica

Es posible que desconectarte absolutamente de todo el mundo no sea una opción para ti, pero haz un esfuerzo y solo atiende el móvil para llamadas. ¡Nada de redes sociales! Olvídate de atender cosas del trabajo o de colgar un sinfín de fotos.

Es el momento de experimentar la vida no a través de una pantalla, sino a través de tus propios ojos. Que no te venga la ansiedad por compartir la calma, el sonido de ese pájaro o lo feliz que estás habiendo escalado determinada montaña en las redes sociales.

Dedícate a disfrutar. Estos momentos son para ti. Siéntelos al máximo y aleja completamente la tecnología de ti. Esta nos ciega, nos condiciona y nos genera una gran dependencia. ¿Serás capaz de estar sin el móvil y sin conectarte a las redes para desconectarte por completo?

Aunque parezca que vamos a desconectarnos del mundo, lo cierto es que va a suceder algo más maravilloso: nos vamos a reconectar con la naturaleza y con nosotros mismos. ¿No es fantástico?

Al menos una vez en la vida, deberíamos probar a ir de camping, mientras nos alejamos de las redes sociales y reconectamos de esta manera tan maravillosa con nosotros y con el mundo. ¿Alguna vez has ido de camping? ¿Has logrado desconectar del todo?

Ideas para planes en noviembre

1. ESCAPADA GASTRONÓMICA EN PAMPLONA

Escápate a Pamplona y piérdete por las bonitas calles de su Casco Viejo. Recorre sus murallas y rincones más especiales, como el del Caballo Blanco o el Paseo de Ronda de las murallas, sácate una foto en la famosa Plaza Consistorial desde donde dan comienzo las fiestas de San Fermín con el Chupinazo, compra productos artesanales en las tienditas gourmet que se encuentran en calles tan famosas como la Estafeta, y prueba todos los pinchos que puedas en las barras de sus bares más populares. Como no vas a tener mucho tiempo, quizás lo mejor sea contratar una visita guiada y descubrir junto a nuestros guías todos los secretos de esta bonita ciudad.

Para comer, te recomendamos que reserves mesa en restaurantes que elaboran sus platos con productos de la tierra, como por ejemplo VerduArte, situado en el primer piso del Palacio de Congresos Baluarte, con unas vistas privilegiadas que serán el complemento ideal a una degustación de platos en la que disfrutarás no solo de la esencia de las verduras de la huerta navarra sino de una elaboración muy personal y del toque vanguardista de su presentación.

Otra buena opción es el restaurante Hamabi, ubicado en el Mercado de Santo Domingo.
Este sofisticado restaurante ofrece unos platos selectos de temporada en un granero reformado de estilo rústico chic. El restaurante ha reinventado las recetas tradicionales que se servían en las antiguas fondas de la vieja Iruña y les ha aportado un toque de lo más actual. Además, las elaboraciones están creadas con los productos de temporada que se adquieren en el propio mercado.

Si lo que te gusta es comer en plan más informal y rodeado de ambiente, nuestra recomendación es que elijas uno de los restaurantes con terraza de la Plaza del Castillo o que te vayas de pinchos por las calles de San Gregorio, San Nicolás, Estafeta, Mercaderes, Navarrería o Roncesvalles.  

Amplía información sobre Pamplona y sobre la gastronomía de Navarra

2. ESCAPADA CULTURAL

Si es la primera vez que visitas Navarra, tienes que conocer el Palacio Real de Olite. Es uno de los principales atractivos turísticos y cuando lo veas descubrirás por qué. Recorre sus cámaras hoy desnudas, pero ricamente ornamentadas en el pasado. Sube a las torres a través de sus divertidas escaleras de caracol. Contempla desde lo alto sus vistas a tierras donde las viñas llevan siglos siendo protagonistas. Siente el bienestar al llegar al hermoso jardín colgante de la reina Leonor, una curiosa construcción sustentada por la Sala de los Arcos. Y descubre para qué servía el enorme huevo de piedra que se encuentra a los pies de su muralla.

Ah! Y prohibido irse de Olite sin visitar alguna de sus bodegas, que por algo la llamamos “la capital del vino”, o de participar en alguno de los planes enoturísticos que te ofrece Navarra. Visitas, catas, picnics, paseo entre viñas, tour en scooter… ¡seguro que picas en alguno!

Y hablando de tops del turismo en Navarra, además de Olite tenemos alguno más que puedes aprovechar para conocer en tu escapada. Échale un vistazo a nuestra lista de imprescindibles.

3. ESCAPADA A LA NATURALEZA

Visitar Navarra en otoño es un privilegio. Sumergirte en sus bosques de leyenda y percibir su característico olor a madera húmeda, contemplar cómo tornan los impresionantes hayedos y robledales a colores cálidos, descubrir las románticas cascadas, caminar sobre espesas alfombras de hojas secas… Es un momento ideal para cobijarse bajo nuestros majestuosos árboles, apreciar los sonidos de la naturaleza y darnos unos baños de bosque que nos cargarán de energía positiva. Respira profundamente, conecta con los colores ocres del otoño, con sus sonidos, sus texturas, su atmósfera… Déjate hipnotizar y envolver por la madre naturaleza.

Conoce todos los planes de senderismo en Navarra

Y te apetece un baño de naturaleza pero buscas paisajes que te sorprendan no te dejes en el tintero uno que ni te imaginas que pueda estar en Navarra. Hablamos de un parque natural de más de 40.000 hectáreas declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO ubicado en el sur de la comunidad: el desierto de las Bardenas Reales. Puedes conocerlo a pie, en bici o realizar un circuito circular en coche que te descubrirá su zona más sorprendente, la Bardena Blanca. Además, el otoño es un momento idóneo por sus agradables temperaturas. Y ya que estamos, redondea tu día acercándote a la cercana  Tudela, paseando por la ciudad y degustando algún plato de ricas verduras, estrellas de la gastronomía local.

Para descubrir otros bellos paisajes de Navarra, infórmate aquí.

Senderos en Navarra, cerca del agua

Y es que en Navarra puedes encontrar una gran diversidad de rutas en las que el agua es protagonista. Caminar mientras escuchas el relajante sonido del agua, observar el caprichoso movimiento de las corrientes, darte un chapuzón improvisado en un río recordando tu niñez sintiendo que el calor se esfuma y tu energía se despliega… Son algunas de las opciones que te ofrecen estos 5 senderos al borde del agua.

CAMINO DEL AGUA

Desde Santesteban y entre árboles centenarios y coquetos pueblos, el río Ezkurra protagoniza un sendero que ofrece mucho más que sombra y frescura. Caminos empedrados, caseríos, pastos y hasta un molino-ecomuseo. Y la guinda final, un idílico recorrido por el cercano Valle de Baztan.

NACEDERO DEL LARRAUN

A media hora de Pamplona en dirección noroeste, se oculta inmerso en la vegetación este sendero circular que lleva a los nacederos de Iribas donde surgen, de entre las rocas calizas de la Sierra de Aralar, las aguas del pequeño río Ertzilla y las del Larraun. Dos cascadas que esculpen el paisaje y cuyas sendas son perfectas para descubrir en familia.

PASEO DEL EMBALSE DE NAGORE

¿Eres de esas personas que no puede ver agua sin querer zambullirse? Entonces este es tu sendero. El embalse de Nagore, a los pies de los Pirineos, fue construido con fines recreativos y tiene dos zonas de baño acondicionadas así que es perfecto para disfrutar en familia o realizar actividades en grupo. Este sendero circular se recorre en algo menos de una hora y te permitirá descubrir una  joya del románico rural de Navarra, la iglesia de Santa María de Arce.

PASEO FLUVIAL DEL RÍO ARAGÓN

A orillas del río Aragón, a su paso por Carcastillo, Murillo el Fruto, Santacara y Mélida, puedes disfrutar de un refrescante recorrido fluvial siguiendo los pasos del agua en su camino hacía el río Ebro. Además de disfrutar de la biodiversidad de esta zona, este agradable paseo te ofrece la oportunidad de desviarte y visitar parte del patrimonio histórico de la Zona Media como el Monasterio de la Oliva o la Torre de Santacara.

CAÑÓN DEL RÍO UBAGUA

Si buscas un poco de dificultad y aventura ¡aquí lo tienes!: una ruta de algo más de 12 kilómetros marcados por el sonido del río Ubagua.  El recorrido, protagonizado por el bello paisaje del Parque Natural de Urbasa-Andia, está salpicado por diferentes especies vegetales como encinas, pinos y hayas. Uno de los alicientes de este recorrido es cruzar las aguas del Ubagua a través de un puente tibetano. ¿Quién se atreve?

Como ves, Navarra es perfecta para una inmersión refrescante en la naturaleza. Puedes acceder a toda la información necesaria para disfrutar de este «Otro Turismo» en la aplicación de Senderismo Navarra. Aquí encontrarás todo sobre ubicación, tiempos, nivel de dificultad o recursos aunque no tengas conexión. Descárgatela para IOS y Android.

¿Nos vamos de pintxos?

Martes, diez de la mañana. Dos compañeras de trabajo bajan a almorzar. Que tras un café, un pincho de tortilla y una pulga de jamón, los quehaceres se retoman con otra energía.

Viernes, siete de la tarde. Un grupo de amigos se relaja y conversa animadamente mientras recorren «su ruta de fritos» acompañados de vinos de la tierra .Tradición de cuadrilla.

Domingo por la mañana. En las terrazas de la Plaza del Castillo se ven familias, parejas y grupos varios con raciones de rabas, croquetas y pulpo sobre las mesas, y las calles San Nicolás, Mercaderes y Estafeta tienen un ambiente que da gusto. Se ven pinchos de foie, hojaldres, crujientes, delicias de alta cocina con presentaciones de lo más bonitas que vaya usted a saber cómo se llaman, además de los pinchos de toda la vida.

¡Esto es un no parar!

Y es que esto de los pinchos en Navarra, y sobre todo en Pamplona, es sagrado y se practica a cualquier hora. Sin formalismos y sin alargar demasiado las paradas, que lo bueno es buscar un nuevo bocado en el siguiente local.

¿Te animas a probarlo? 

Pinchos tradicionales versus pinchos innovadores

No hay por qué enfrentarlos pues cada uno tiene lo suyo.

En los tradicionales participas de los sabores de toda la vida y son apuesta rica y segura, y en los innovadores, gozas de la vista, las texturas, los matices y un conjunto de cualidades que los hacen irresistibles.

Todos ellos a pie de barra, sin manteles de lino ni sumilleres elegantes. Que no nos hace falta.

Vamos a abrir boca con una ronda de pinchos clásicos, hmmm…
 

  • Fritos sueltos o en racionesFritos sueltos o en racionesRicos pimientos o huevos —crujientes por fuera y cremosos por dentro—, calamares, croquetas, tigres… Para grupos, mejor pedir raciones.
  • Tortillas, foie y chistorraTortillas, foie y chistorraPinchos de chistorra, tortillas de patata solas o rellenas de jamón y setas, queso, morcilla, ajoarriero… o un delicioso foie. Grandes clásicos acompañados de una rebanada de pan.
  • Pulgas y vinagretasPulgas y vinagretasY bocadillicos de bacon y pimiento, gildas, pulgas de jamón… Pequeños bocados básicos que siempre funcionan.

Y ahora, pinchos sorprendentes por favor

Hablamos de los pinchos «siglo XXI», los pinchos más vanguardistas que han pasado por Reyno. Esos cuyas presentaciones hacen que te dé hasta pena comerlos, esos que no hay forma de recordar ni el nombre ni los ingredientes, y en los que a veces tienen que explicarte el orden para que su degustación impacte de la mejor manera posible en tu paladar. Esos que están tannn ricos…

He aquí algunos ejemplos, pero hay muchísimos más.

Botellas y copa de vino

¿Y por dónde ir de pinchos en Navarra?

¿Que por dónde ir de pinchos en Navarra? Pues por cualquier calle, los pinchos aquí son como las hamburguesas en Estados Unidos o las pizzas en Italia. Están omnipresentes…

Cualquier pueblecito que tenga un bar te recibirá, como mínimo, con una jugosa tortilla, chistorra o croquetas. Y a partir de ahí lo que cada uno considere o sea típico del lugar.

Aun así, el «poteo» está muy arraigado en dos ciudades particularmente aficionadas a los pinchos: 

¿Sabíais que es un baño de bosque?

¿EN QUÉ CONSISTE UN BAÑO DE BOSQUE?

El shinrin joku, como le llaman los japoneses, es un concepto inspirado en prácticas budistas ancestrales, que consiste en pasear por el bosque con plena conciencia. Adentrarnos en él con el objetivo de respirar profundamente, de conectar con sus colores, sus sonidos, sus texturas, su atmósfera… El objetivo es dejar de pensar y centrarnos en sentir. 

¿Sabías que estas caminatas, en las que solo trabajan nuestros sentidos, reducen la presión arterial, mejoran el sistema inmunitario y bajan el cortisol, la hormona del estrés? El poder sanador de la naturaleza es innegable, y esta propuesta está al alcance de tu mano en Navarra. Elige el bosque, después el sendero, por último la compañía, y ¡voilá!

Primer plano de un petirrojo en el bosque de Orgi

EL REY DE LOS BOSQUES, LA SELVA DE IRATI

Este conocido bosque es uno de los hayedo-abetales más grandes y mejor conservados de Europa. Un paraíso forestal al que podemos acceder desde Orbaitzeta, localidad cercana a la jacobea Orreaga/Roncesvalles o desde el precioso pueblo de Ochagavía, en el valle de Salazar.

Toca el musgo, refréscate las manos en las regatas, huele el bosque y cierra los ojos… Y cuando los abras, emociónate con esa paleta de colores perfecta y esos degradados que van desde el verde primaveral a los tejas y granates que despiden la estación. Dispones de varios senderos que recorren la Selva de Irati y que te permitirán sumergirte en sus entrañas.

Hay caminos cortos, largos, más fáciles y más exigentes. ¿Y sus atractivos? Los irás descubriendo a cada paso. Algunos te acercarán hasta cascadas como la del Cubo, otros te llevarán hasta bonitas ermitas como la de la Virgen de las Nieves o te conducen hasta impresionantes miradores del bosque y del Pirineo. Hay senderos que vadean el río o bordean el embalse de Irabia, los hay interpretativos para aprender cosas del entorno… Lo mejor es que consultes todas las opciones en los puntos de información de Arrazola y de las casas de Irati para que puedas decidir cuál te atrae más.
 

EL PARQUE NATURAL DEL SEÑORÍO DE BERTIZ Y LAS LAMIAS

Nos vamos hacia el oeste para adentrarnos en un bosque atlántico cuya biodiversidad es un verdadero tesoro. Hablamos del Parque Natural Señorío de Bertiz, el primero declarado en Navarra, ubicado a orillas del río Bidasoa, en cuya entrada se encuentra un precioso jardín botánico de más de 100 años de antigüedad que contiene especies de todo el mundo, además de un centro de interpretación, un bonito palacio y un gran parque infantil.  

Desde este lugar, parten siete senderos que te llevarán a través de los robles, hayas y alisedas que cubren las más de 2000 hectáreas del parque. Paseos de entre 30 minutos y 7 horas, para que puedas elegir y no tengas excusa.

Percibe el característico perfume húmedo de los bosques, observa con detenimiento lostroncos rugosos de los robles, la bonita forma de los helechos que te acompañarán en el camino, descubre las variopintas setas y hongos, los frutos del bosque y algún que otro ciervo huidizo que igual tienes la suerte de cruzarte en el camino. Y shhhh…. ¿escuchas ese canto? Cuenta la leyenda que son las lamias de Bertiz, sirenas que cantan y peinan sus largas cabelleras con peines dorados, y cuya misión es proteger el valle de Bertizarana.

OTROS 6 HAYEDOS QUE MERECE LA PENA VISITAR

Hasta ahora, te hemos presentado dos de los hayedos más visitados. Si ya los conocías, tenemos nuevas propuestas que te encantarán. Maravíllate con otras joyitas del Pirineo, menos conocidas pero realmente bellas y cada una con su personalidad propia: 

  • Dronda – Mata de Haya en Belagua. En el Bosque de los sentidos una cuerda te guiará para que con los ojos cerrados puedas disfrutar de un “baño de bosque” único.
     
  • Bosque de Basajaunberro, un sencillo recorrido que sale desde la misma Orreaga/Roncesvalles, que serpentea entre árboles y praderas, para regresar por un tramo del Camino de Santiago. Su topónimo hace referencia a Basajaun, el señor del bosque, un personaje de la mitología vasca.
     
  • Ruta de Tres Hayas, a la que añadimos un componente histórico que merece la pena conocer, ya que pertenece a las rutas de los búnkeres de Auritz/Burguete.
     
  • Bosque de Quinto Real, un impresionante hayedo de 6000 hectáreas, que se ubica a los pies del embalse de Eugi, muy cerquita de Pamplona. Disfrutarás de paseos aptos para todos los públicos en el mismo entorno del pueblo de Eugi, hasta paseos largos y para los que se requiere estar en buena forma física. 
Senderista junto a tronco centenario en el bosque encantado de Urbasa
  • Leitzalarrea: un fantástico bosque, poco conocido, que se encuentra en las inmediaciones del bello pueblo de Leitza, con la opción de varios senderos, por ejemplo este paseo de 8 kilómetros, sin dificultad.
     
  • Itinerario de los montañeros y el hayedo encantado de Urbasa: sendero interpretativo que nos obsequia con algunos vestigios del trabajo de los carboneros en Morterutxo y una magnífica panorámica desde la cumbre.
Imagen de tronco milenario del bosque encantado y un senderista

4 ROBLEDALES QUE IMPRESIONAN

Majestuosos árboles que han visto pasar la vida y la historia desde más allá de la Edad Media pues alguno de ellos cuenta con más de 1000 años de antigüedad. Si te paras a pensar, pone la piel de gallina… allí estás tú impregnándote de su esencia, y ¿quién estaría por aquellos lares diez siglos atrás?
 
Te dejamos una selección de robledales para que descubras sus curiosas formas, a veces fantasmagóricas, y sus increíbles dimensiones… y llenes tu sentidos de naturaleza pura.

Te recomendamos los siguientes:

  • Bosque de Orgi: robledal centenario ubicado en el pintoresco valle de Ultzama, en el que podrás internarte siguiendo un sencillo paseo señalizado de algo más de 2 kilómetros. ¡Abraza sus troncos y cárgate de energía! Además es accesible para personas con movilidad reducida.
     
  • Los robles monumentales de Jauntsarats son dos antiguos ejemplares de roble pedunculado que por su interés fueron declarados “Árboles monumentales de Navarra”. Se encuentran en el valle de Basaburua, a un paso de la capital, y el bonito sendero que te permite conocerlos es corto, sencillo y alterna bosque con zona de caseríos en la que es fácil observar animales de granja como cerdos, burros… Ideal para peques.
     
  • Robledal de Altsasu/Alsasua: un sencillo paseo interpretativo de 700 metros que te descubrirá cómo se utilizaba la madera de este bosque para la construcción de barcos.
     
  • Los robles milenarios de Etxarri Aranatz: otro sencillo paseo que en este caso nos adentra en un bosque de majestuosos robles con más de 1000 años de antigüedad… Se dice pronto. Es una ruta sencilla de algo más de 5 kilómetros, que se puede alargar con la ruta de los dólmenes.

​​​​​​​Y EL REMATE PERFECTO

Si le hemos dado un plato de gusto al espíritu bajando las revoluciones y llenándonos de un tándem perfecto de fuerza y de paz, ahora le toca el turno al paladar.

Porque, no nos engañemos, no hay mejor manera de terminar una buena caminata que saciando nuestra sed y saboreando algún bocado delicioso. ¿Qué tal un aperitivo antes de comer? Acércate al bar del pueblo y deléitate con un plato de chistorra, un frito de jamón y queso o unas ricas croquetas, y un buen vino de la tierra. ¿Que ya de paso decidís que os quedáis a comer? Reserva mesa en algún restaurante del lugar para probar los platos de temporada, que aquí se come muy bien. Puedes empezar con las típicas verduras de Navarra degustando pimientos del Piquillo, alcachofas, espárragos o menestra, y aprovechar el otoño para hincarle el diente a sabrosas carnes que se acompañan de setas, hongos y salsas dulces.

Y si has caído en las redes de Navarra y te apetece alargar un poco tu estancia vete a por el 10 alójate en un hotel con encanto o en una bonita casa rural. Verás cómo al volver a casa sentirás que en Navarra has logrado desconectar para “reconectar”, con las ideas claras y el espíritu en calma.

Conoce los escenarios donde se han grabado series en Navarra

En los últimos años, hemos visto la intensidad de los paisajes verdes del Valle de Baztan en la gran pantalla gracias a las películas de la “Trilogía del Baztan” de Dolores Redondo. Nos hemos reído a carcajadas en las butacas del cine viendo “8 Apellidos vascos” mientras contemplábamos a los protagonistas en Leitza. Y en el terreno de grandes producciones de series internacionales, vimos a los Dothrakis atravesar el desierto de las Bardenas Reales en “Juego de Tronos”.

Ahora llega el turno de dos novedades para este otoño rodadas íntegramente en Navarra. Prepárate para descubrir los escenarios de dos nuevas series y conocer todo lo que puedes hacer en su entorno. 

Desierto de las bardenas reales

BRUJERÍA EN UN PUEBLITO DEL NORTE

La serie “Tú no eres especial” es un producto muy navarro, creada y escrita por la tudelana Estíbaliz Burgaleta, con una historia que enraíza con nuestra tradición: la brujería.

La protagonista, Amaia, es una adolescente que tiene que dejar Barcelona para ir a vivir al pueblo de su madre. Es un lugar tranquilo donde, aparentemente, nunca pasa nada. Pero, una vez en él, descubre que su abuela tenía fama de ser bruja y que quizá ella haya heredado alguno de esos poderes.

casonas de Leitza

“Salaberria” es el nombre del pueblo ficticio que está formado en realidad por Leitza y Lekunberri. Ambas localidades están comunicadas por la Vía Verde del Plazaola: una antigua vía de tren que, en la actualidad, está acondicionada para disfrutar de ella en bici o hacer recorridos a pie. Se trata de un paseo ideal para hacer en pareja, en familia, en grupo o en solitario. Transcurre entre bosques de hayas y robles, por prados en los que pastan ovejas, yeguas y vacas, y por pequeños pueblos rurales con majestuosos caseríos y coquetas huertas. El río Larraun te acompañará a lo largo de algunos tramos, así que disfruta del sonido del agua y acércate a la cascada de Ixkier para presumir de fotos en tus redes sociales.

río con cascada

En esta zona de verdes paisajes, te invitamos a acercarte a la Sierra de Aralar. Te damos dos ideas tan diferentes como complementarias: adéntrate en las entrañas de sus profundidades visitando la Cueva de Mendukilo, o sube en coche a más de 1200 metros para tocar las nubes desde el mirador del Santuario de San Miguel de Aralar, una auténtica joya prerrománica.

Y para alegrar tu paladar, ¿qué te parece probar el queso D.O. Idiazábal, la chistorra de Arbizu o visitar una sidrería para degustar su típico menú?

paisaje panorámico de ermita entre montes

Si te atrae el mundo de la brujería, recuerda reservarte otro día para visitar Zugarramurdi y su imponente Cueva de las Brujas, muy cerquita del Valle de Baztan. Además, en esta localidad, tendrás la ocasión de visitar su Museo de las Brujas, un lugar imprescindible si quieres entender la importancia que la brujería tuvo en esta tierra.

cueva grandiosa con bosques de fondo

VAMPIROS EN CASTILLOS Y CONVENTOS

La serie “Vampire Academy” es una gran producción norteamericana que está basada en la famosa saga de literatura juvenil del mismo nombre y ha elegido uno de los pueblos más bonitos de Navarra para ambientarla: Olite / Erriberri.

Las primeras imágenes, en las que pueden verse ya los escenarios navarros, salieron a la luz el pasado mes de julio, como adelanto a su estreno en septiembre, uno de los más esperados de la plataforma para este otoño.

torres del castillo de Olite

Aunque la serie se ha rodado en varios emplazamientos a lo largo de la Comunidad Foral: en Bodegas Otazu, en el Monasterio de Iratxe, en la Iglesia de San Pedro de Viana; el grueso de la producción se ha realizado en Olite, con varios emplazamientos. El Palacio Real de Olite es uno de ellos; pero, sobre todo, se ha acondicionado para el rodaje el Convento de San Francisco, hoy desacralizado, que la productora ha alquilado y remodelado con espacios únicos y fascinantes que recrean un mundo diferente.

ruinas iglesia Viana

La serie cuenta la historia de Rose, una chica medio vampiro, en su intento de proteger a su amiga, la princesa Lissa. Una serie de ficción vampírica con diversas clases sociales, desde la élite que habita en el Palacio de Olite hasta la academia de guerreros que se entrena en el Convento de San Francisco para su protección. En esta serie, podremos ver el fastuoso jardín con vistas al Castillo en el que se ha convertido la huerta de los franciscanos o la iglesia del propio convento como escenario de sus ceremonias. 

Aunque solo se ha rodado la primera temporada, la productora cuenta con su continuidad, de ahí que haya alquilado el monasterio franciscano para 3 años. Por esta razón, en estos momentos no es posible la visita; pero si quieres sentirte dentro de una trama de película, puedes recorrer las calles de Olite sin miedo a los vampiros y vislumbrar los sets de rodaje exteriores desde las almenas del castillo.

castillo de Olite

Aprovecha que estás en la capital del vino navarro para visitar una de sus bodegas y vivir experiencias enoturísticas de los más variadas.

Y muy cerca de aquí, puedes visitar San Martín de Unx y sus bodegas ecológicas. A poquitos kilómetros, se encuentra Ujué, un coqueto pueblo de calles empedradas y una impresionante iglesia fortaleza. Allí, tendrás la oportunidad de probar sus irresistibles migas de pastor y continuar tu aventura. Como colofón final, te proponemos ir al Cerco de Artajona, donde puedes hacer visitas guiadas durante el día y la oportunidad de hacer visita guiada nocturna durante las noches de primavera y verano.  
 
Ven a Navarra y ¡pásatelo de cine!

Navarra perfecta para una escapada romántica

Aquí podrás planear una fantástica escapada romántica enmarcada en unos paisajes de fuertes contrastes, amenizada con actividades que encenderán más vuestro amor, y enriquecida con los platos más auténticos de esta tierra. Toda historia de amor necesita días memorables y aquí tratamos de que os llevéis la mejor experiencia para crear esos bonitos recuerdos para siempre. 

Pareja visitando Viana (Navarra)

MOMENTOS ÚNICOS EN LUGARES DE FOTO

Pasear con la persona que amas por senderos majestuosos como el de Mata de Haya de Belagua, descubrir cascadas de aguas cristalinas como la de Xorroxin donde habitaban las lamias, hacer un conjuro para que vuestro amor sea eterno en el precioso entorno de la cueva de Zugarramurdi… Además de ser experiencias perfectas para vivir con tu pareja, seguro que buscáis haceros esa foto que quedará ideal para lucir en casa. 

Pareja en bici por la Selva de Irati (Navarra)

ACTIVIDADES PARA UNIR LAZOS ¡Y ENAMORARSE!

Pocas cosas unen más a una pareja que superar retos mano a mano. Por ello, propón a tu pareja realizar alguna de las rutas de senderismo o bicicleta que tenemos en Navarra. Además de poner a prueba vuestro afán de superación, seguro que disfrutaréis de unos paisajes únicos y de momentos inolvidables. 

Si estáis comenzando vuestra aventura romántica y lo que quieres es enamorarle más, ¡necesitas adrenalina! ¿Lo sabías? Practicar deportes de aventura es una de las mejores maneras de segregar esta hormona que es una gran aliada de Cupido, ya que genera una fuerte sensación de bienestar y emoción. Por ello, te animamos a que seduzcas con un emocionante descenso en balsa por la Foz de Lumbier, un recorrido en kayak por el río Arga, una excursión por las Bardenas Reales en buggy o lanzaros al vacío desde una plataforma a 100 metros de altura y “volar” sobre el paisaje pintoresco del Valle de Baztan en Baztan Abentura Park

Deportes de aventura en pareja. Baztan Abentura (Navarra)

Si ya llevas un tiempo con tu pareja, ¿qué te parece la idea de probar actividades nuevas? Tenéis la oportunidad de hacer vela en el Embalse de Alloz y surcar sus aguas azul turquesa o iniciaros en el golf en las instalaciones de Lizaso Pitch & Putt Centro de Golf y realizar vuestro bautismo en un valle de cuento como Ultzama. ¡Igual descubrís una nueva pasión que compartir!

Para completar la jornada deportiva, una gran opción es deleitaros con la gastronomía y la cultura de la tierra. Por ejemplo, podéis realizar una exclusiva cata para dos en alguna bodega navarra, como por ejemplo en Bodegas Otazu

Si os gusta el vino, septiembre es un gran mes para visitar Navarra. Con la vendimia, las bodegas trabajan a destajo y, en estas semanas, se impregnan de un intenso aroma a mosto. Los amantes del vino que las visitan tienen la oportunidad de conocer el proceso de elaboración al completo. Hay bodegas que ofrecen experiencias únicas o incluso una estancia completa. Un ejemplo de ello es el hotel castillo de la bodega Pago de Cirsus, donde es posible disfrutar además de una cocina de gran calidad en su restaurante.  

Pareja participando en una actividad de enoturismo

SORPRÉNDELE CON UNA CENA ROMÁNTICA

El día puede comenzar con una visita guiada por las animadas calles del Casco Viejo de Pamplona. A continuación, dar un paseo de la mano por el romántico parque de La Taconera y, después, probar todos los pinchos que podáis en sus bares.  

Cocina para dos en el Molino de Urdániz

Para disfrutar de una gran cena, elige un restaurante especial. Puede ser un estrella Michelin como El Molino de UrdanizRoderoEuropa La Biblioteca, o escoger entre los excelentes Restaurantes del Reyno. Seguro que todos ellos os harán disfrutar de una velada inolvidable. 

Por toda Navarra encontrarás restaurantes con encanto con buena gastronomía local en los que compartir sabores, sonrisas, conversación y miradas con tu pareja. 

Comida en pareja en Arantza Hotela

10 actividades para hacer en otoño en Navarra

Navarra es, seguramente, uno de los destinos más atractivos del país en otoño. Gran gran parte del Pirineo está cubierto de bosques de robles, hayas, castaños y abetos, y la gama cromática que crean es un auténtico regalo para los ojos. Además de espectaculares paisajes otoñales, las temperaturas de esta época son realmente agradables. A continuación, te presentamos una selección de planes singulares para que vivas originales experiencias que tienen como telón de fondo estos parajes maravillosos de belleza efímera.

Hayedo

1. “ESCAPE FOREST” EN EL RONCAL

Si te gustan los juegos de escape y disfrutar de la naturaleza, te encantará realizar este original “Escape forest” en el Valle de Roncal. Descubrirás uno de los valles más emblemáticos de los Pirineos de una forma muy divertida: a través de juegos de ingenio y enigmas tendrás que conseguir salir de un bosque, encontrar a tu perro pastor y preparar la trashumancia tradicional del pastoreo roncalés. Todo el juego se desarrolla en el precioso bosque de Mata de Haya, en el valle de Belagua, un lugar que en otoño tiene una belleza tan singular que te resistirás a querer escapar de allí. 
 

Escape forest, actividad en el bosque en Belagua

2. EXPERIENCIA DE CATA Y COCTELERÍA ENTRE ENDRINOS

¿Sabes cuál es el licor más típico de Navarra? ¡Sí, has acertado! El pacharán. ¿Y tienes claro cómo se elabora? En las conocidas Destilerías Zoco, en el Palacio de la Vega de Dicastillo, te ofrecen una visita guiada para aprender cómo se prepara este famoso licor navarro. Para comenzar, conocerás el cultivo de endrinos, arbusto en el que crecen las endrinas, bayas de color negro azulado que aportan color, aroma y ese sabor tan peculiar al pacharán. Después, podrás participar en un taller de cata en la bodega. Y, para terminar, la guinda del pastel: asistirás a un taller de coctelería en donde te contarán los secretos para preparar los mejores cócteles con pacharán y sorprender así a tu gente en casa. 

Taller de coctelería y cata en Destilería Zoco

3. PASEO CON BURROS POR LA VÍA VERDE DEL PLAZAOLA

¿Qué te parece la idea de realizar un plan en familia para que tus peques se lo pasen en grande con animales tan asombrosos como los burros? Te proponemos dar un paseo con burros por la Vía Verde del Plazaola. Todo el grupo se emocionará mucho con la oportunidad de acariciarlos, peinarlos, aprender a manejarlos y disfrutar de su compañía. 

La empresa Astotrek ofrece distintos tipos de servicios: rutas de 2 horas, recorridos durante 2-3 días por los tramos más bellos de la Vía Verde del Plazaola en Navarra desde la muga con Guipuzkoa hasta la estación de Latasa o la compañía de un burrito si estáis alojados en una casa rural. Los guías de la empresa conocen a fondo la zona, así que lo mejor será hablar con ellos y que os cuenten todas las opciones para sacar el máximo partido a este maravilloso entorno.

Paseo en burro por la Vía Verde del Plazaola

4. CONOCER UNA GANADERÍA ECOLÓGICA

Aunque muchas personas lo desconocen, la cría de caballos ha sido una actividad constante en Navarra que aún se mantiene. En la ganadería ecológica Sarbil de Etxauri, explican cómo mantienen una raza de caballo autóctona protegida: “la jaca navarra”. Además de ver a los animales en el campo y conocer los valores de la ganadería, tendrás la oportunidad de degustar una comida típica en una borda pastoril tradicional. 

Visita guiada a la ganadería ecológica Sarbil de Echauri, Navarra

5. APRENDER EN UNA GRANJA ESCUELA

Desde la Granja Escuela Xuberoa de Larráyoz, nos invitan a vivir una experiencia de educación ambiental ideal para familias. Aprenderás un montón acerca de los diferentes animales que la habitan, su alimentación, cuidados y muchas curiosidades más de cada uno de ellos. Además de talleres de pan, apicultura, y plantas medicinales ¡también verás en directo una exhibición de pastoreo con su incansable perra Lur!

Niño con un ternero en una visita a ganadería Xuberoa

6. VISITAR EL TALLER DE UN ARTESANO DE KAIKUS

La primera vez que alguien ve un kaiku, suele sorprenderle la forma que tiene. Es como una especie de jarra chata de madera de abedul con un curioso diseño de eje oblicuo. El kaiku suele ser menos conocido que el contenido que suele albergar en su interior: la famosa cuajada, un postre lácteo tradicional navarro que se acostumbra a tomar acompañado de miel y nueces.

Antaño, conseguir ollas de metal en las bordas de la montaña era algo bastante complicado. Por ello, el kaiku se convirtió en un elemento indispensable para cocer la leche de oveja y preparar las tradicionales cuajadas. ¿Cocer leche en una jarra de madera? Sí, es posible con la siguiente técnica: se colocan piedras en la hoguera y cuando estén ardientes se introducen dentro del recipiente que contiene la leche. Este proceso es el que aporta ese característico sabor ahumado a la cuajada tradicional. 

En el taller artesano de Ion Dufurrena, en Erratzu, podrás conocer cómo se fabrican a mano estos tradicionales cuencos. Además, podrás adquirir uno… ¡y hacerte así con un precioso objeto de decoración! Y, ya que estás por la zona, tienes que probar la cuajada tradicional de los valles de Baztan o Ultzama y disfrutar de su sabor a la vez que te deleitas con sus paisajes. 
 

Artesano fabricando un kaiku

7. UNA EXPERIENCIA TRUFERA PREMIUM

¿Sabías que en la localidad de Metauten, a los pies de la sierra de Lokiz y muy cerca de Estella-Lizarra, se produce trufa de manera natural? Por eso, el Museo de la trufa es el lugar perfecto para conocer este producto tan apreciado en la alta gastronomía. Ofrecen una experiencia premium donde tendrás la oportunidad de aprender cómo crecen y cómo se encuentran estas joyas gastronómicas gracias a la sorprendente exhibición de un perro trufero. Uno de los mejores momentos llega con la degustación de la trufa y productos gourmet elaborados con este ingrediente tan especial, acompañados de vino o cerveza artesana. Si te quedas con ganas de más experiencias gastronómicas, Navarra cuenta con multitud de opciones ¡que te dejarán con el mejor sabor de boca! 

trufa en Metauten Navarra encontrada por perro trufero

8. UNA CITA CON LA HISTORIA DEL CARLISMO

¿Una localidad navarra considerada como “la otra capital de España”? Sí, sí. Como lo lees. El carlismo fue un movimiento político de carácter tradicionalista que comenzó en la primera mitad del s. XIX y tuvo una gran relevancia en la historia de Navarra. De hecho, Estella – Lizarra fue elegida como capital carlista cuando en 1835 Carlos V decidió instalar su corte en esta localidad. En esta población de trasiego jacobeo, concretamente en el Palacio del Gobernador, se encuentra el Museo del Carlismo que recoge piezas de gran valor histórico. Si te gusta la historia, aprovecha a realizar la visita guiada y gratuita y a admirar las estancias palaciegas llenas de cuadros, uniformes, monedas, fotografías y documentos con gran relevancia histórica. Cuando termines, acércate a las iglesias y palacios de esta interesante ciudad considerada “la Toledo del norte” por su importante patrimonio monumental, cultural y artístico. 

Museo del Carlismo en Estella, Navarra

9. TIEMPO DE ASAR PIMIENTOS

Si te acercas en otoño a Puente La Reina, Lodosa, Mendavia, San Adrián y otros muchos pueblos de la Zona Media, Tierra Estella y la Ribera, notarás cómo un intenso olor a pimiento asado impregna el ambiente y despierta a tu paladar. Es la señal inequívoca de que es temporada de uno de los productos estrella de la gastronomía navarra: el pimiento del Piquillo de Lodosa, un producto que, aunque lleva el nombre de este pueblo, se cultiva y elabora en otras muchas localidades y tiene reconocida la D.O. Navarra. 

Una forma original de conocer este producto, y otros muy conocidos de la huerta navarra como los espárragos o la alcachofa, es visitar el Museo de la Conserva «La Fábrica Vieja» de San Adrián. La conserva de verduras y hortalizas es una tradición muy navarra, tanto en las casas como en la multitud de empresas repartidas por la Ribera Estellesa. Este museo ubicado en la antigua fábrica de El Navarrico da cobijo a la historia de la conserva de la localidad. Aprovecha tu visita y llévate a casa los mejores productos navarros. Podrás disfrutarlos dentro de unos meses y recordar así los grandes sabores de una tierra a la que desearás volver pronto. 
 

pimiento del Piquillo en conserva

10. ATARDECER EN LAS BARDENAS

¿Tienes opacarofilia? Entonces vamos a buscarte el atardecer con mayor belleza que tenemos por estas tierras. Si las puestas de sol te apasionan, en el Desierto de las Bardenas Reales se transforman en momentos mágicos.

La Compañía de Guías de Bardenas ofrece una experiencia en 4×4 para visitar los lugares más emblemáticos de este peculiar entorno natural, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, en uno de los momentos más especiales del día. La empresa pone a disposición de sus clientes telescopios terrestres y prismáticos. Y, sobre todo, su servicio de acompañamiento especializado que te permitirá conocerlo todo sobre este espectacular entorno. 

turistas disfrutando del atardecer en las Bardenas, Navarra

COMER BIEN EN NAVARRA EN OTOÑO

¿DISFRUTAS COMIENDO BIEN?

Si es así, tu estancia en esta tierra se te hará muy corta. Aquí la gastronomía está muy ligada al territorio, al entorno rural, al producto de calidad y de temporada. Las posibilidades son tantas que te resultará difícil abarcar todas las opciones a tu alcance en tan solo un fin de semana. Por ello, ya puedes planear una larga escapada o pensar en volver varias veces.

A continuación, te presentamos la mejor ruta para foodies con la que probar los platos y productos navarros imprescindibles en un viaje gastronómico para deleitar a tu paladar. Aviso: si sigues leyendo, ¡se te hará la boca agua!

plato de hongos

DE PINCHOS POR PAMPLONA

Comenzamos nuestra aventura con uno de los grandes atractivos gastronómicos en Pamplonair de pinchos. Un pincho es similar a una tapa en cuanto a tamaño, pero son piezas gastronómicas más elaboradas que sirven a modo de aperitivo. Es habitual que, en muchos bares, te encuentres con esta palabra escrita en euskera: pintxo. El origen de “pincho” se encuentra en el verbo “pinchar”: inicialmente, venían pinchados con un palillo. Sin embargo, actualmente, son pocos los lugares que los preparan así.

Es imprescindible que reserves un día para tu ruta de pinchos en la vieja Iruña y conozcas su animado ambiente en el vermú o durante las horas previas a la cena. Mucha gente escoge el Casco Viejo de la ciudad para reunirse con su “cuadrilla” (así es como llamamos aquí a nuestro grupo de amistades) y ponerse al día de sus últimas novedades, mientras toman su bebida favorita acompañada de bocados transformados en alta cocina en miniatura.  

Además, si siempre has soñado con ser jurado en un concurso gastronómico, ¡ahora tienes la oportunidad! Vive esta experiencia única y original en la que, además de comer estupendamente, tendrás que valorar qué pincho merece ser el ganador. Por cierto, ¡no olvides compartir todas las fotos de estos deliciosos platos en miniatura en tus redes sociales!

gente de pinchos

PREPARA LA CESTA PARA IR A POR SETAS

Continuamos nuestro camino hacia el norte para encontrarnos con unas de las grandes estrellas gastronómicas del otoño navarro: las setas y los hongos. Prácticamente, todos los valles más montañosos de Navarra esconden estas delicias entre sus maravillosos bosques. Pero ten en cuenta que no en todos los lugares se puede salir a por hongos, ya que es una forma de garantizar la recolección sostenible y preservar el medio ambiente.

Por ello, lo mejor es acercarse a un parque micológico, como el de Ultzama o Erro-Roncesvalles, para solicitar el pase y unirse a una de las excursiones que organizan con guías profesionales. Una experiencia única en la que, además de sentir la emoción de encontrar setas, aprenderás mucho sobre micología y te fascinará la magia de los colores de losbosques navarros en otoño.

gente por el bosque cogiendo setas

ASADORES Y SIDRERÍAS. ¿QUIÉN QUIERE SIDRA Y UNA BUENA CHULETA?

Los valles del norte y noroeste de Navarra, con sus suaves pastos verdes tan característicos, son también el lugar ideal para quienes disfrutan con un buen chuletón hecho a la brasa. En los tradicionales asadores de esta zona, consiguen potenciar todo el sabor de los alimentos gracias a esa maestría que tienen preparando el fuego con madera de haya y asando la carne. Aquí, además de los buenos vinos navarros, puedes acompañar la carne con sidra elaborada en esta zona.

También es una buena opción reservar mesa en una sidrería y disfrutar del ambiente que se crea entre cuadrillas y familias alrededor de las kupelas. Son lugares ideales para cualquier celebración en la que se quiera un ambiente animado con la presencia de buena gastronomía.

GUÍATE POR TU OLFATO Y PRUEBA EL PIMIENTO DEL PIQUILLO DE LODOSA 66O LAS TRUFAS DE METAUTEN

La llegada del otoño anuncia también el comienzo de la temporada de otro producto con Denominación de Origen de la gastronomía navarra: el pimiento del Piquillo de Lodosa. Si vas a Puente La Reina, Lodosa, Mendavia o San Adrián, percibirás un inconfundible aroma que despertará a tus papilas gustativas. Ese olor es el de los deliciosos pimientos del Piquillo cuando se asan con leña. En esta tierra, es tradición asarlos en familia, pelarlos y embotarlos para tener disponible este manjar en la despensa durante todo el año.  

Si no tienes la oportunidad de participar en esta experiencia con un arraigo tan familiar, siempre podrás adquirirlos en tiendas gourmet y recordar tu visita cuando vuelvas a degustarlos en casa.

En Tierra Estella, además de los pimientos y un delicioso gorrín asado, darás con una verdadera joya culinaria que está en plena temporada: la trufa. Realiza un paseo guiado entre truferas o visita el Museo de la Trufa de Metauten y aprenderás cómo se busca este preciado hongo y, por supuesto, podrás saborearlo en diferentes elaboraciones gastronómicas.

SORPRÉNDETE CON LA CALIDAD DE LOS VINOS NAVARROS

Seguimos nuestra ruta por la Zona Media. Allí, acompañaremos a las bodegas en los últimos coletazos de la vendimia. Este es un momento mágico: se recogen los frutos de todo un año de trabajo en el cuidado de las viñas y en los pueblos se percibe ese característico aroma a mosto, el cual comienza ya a fermentar y a convertirse en vino en los lagares.

Uno de los productos protagonistas de las bodegas navarras es el vino rosado y uno de los mejores lugares donde enamorarte de su color y sabor es San Martín de Unx, una localidad referente en la producción de rosados. Allí, se celebra en junio el Día del Rosado y, durante todo el año, es posible visitar bodegas de producción ecológica como Máximo Abete. Su producción se centra en el cultivo de uva Garnacha a través de una viticultura orgánica y sostenible.

Muy cerca de San Martín de Unx, se encuentra Olite. Este municipio es famoso por su Palacio Real y por ser la capital del vino de Navarra. Todos los años acoge la tradicional Fiesta de la vendimia donde se celebra el inicio de la cosecha y se promocionan los caldos de Denominación de Origen Navarra.

En esta localidad, también hay unas cuantas bodegas que ofrecen actividades enoturísticas tan interesantes como descubrir esencias vinculadas con el vino en una sala con 46 aromas, o sorprenderte con una de las dos únicas barricas OVUM que hay en España. Se trata de una barrica ovoide donde el líquido está continuamente en movimiento consiguiendo dotar a la bebida de una textura aterciopelada muy característica.

Si te acercas a conocer las bodegas, descubrirás algunas joyas vinícolas únicas que han conseguido reconocimiento internacional. Para aprender mucho más acerca del mundo del vino, te animamos a visitar alguna de las muchas bodegas navarras y deleitarte con los deliciosos vinos de esta tierra en las catas que se organizan como colofón final a esta actividad.

LAS MIGAS DE UJUÉ QUE NO FALTEN

Ya que estás por esta zona, te invitamos a visitar la preciosa localidad de Ujué ubicada en una atalaya con increíbles panorámicas y considerada uno de los pueblos más bonitos de España. Es famosa por sus migas de pastor hechas en fuego de leña, un ejemplo de plato económico y de aprovechamiento que está muy en línea con la economía circular y la sostenibilidad.

Deléitate con este tradicional plato de pastores mientras contemplas las vistas a gran parte de la geografía navarra. Aprovecha también a probar unas exquisitas chuletillas dignas de un auténtico banquete real.

Para disfrutarlo sin preocupaciones, puedes sumarte a una visita organizada que combina el Monasterio de Leyre con esta experiencia gastronómica y tendrás una jornada perfecta.

UN CLÁSICO DE CUCHARA, LAS POCHAS DE SANGÜESA

Y para completar este recorrido, nos dirigimos a Sangüesa, donde contemplarás la magnífica portada románica de la Iglesia Santa María y tu boca saciará tu apetito con una buena ración de pochas calentitas, un plato típico de una variedad de alubia blanca autóctona, muy preciada en la cocina. Esta legumbre es de temporada porque se consume fresca, lo que le otorga un delicado sabor y una textura mantecosa y cremosa.

QUESOS NAVARROS CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN

Si no hay queso que te resistas a probar, en Navarra vas a tener la oportunidad de hincar el diente a quesos de dos Denominaciones de Origen:

  • Roncal: fue el primero en recibir la D.O. de quesos de España (en 1981). El nombre de esta D.O. coincide con el lugar en donde se produce: un bello pueblo a los pies de Los Pirineos y cuna del famoso tenor Julián Gayarre.
  • Idiazabal: comparte la D.O. con Euskadi. Al igual que el queso Roncal, es un queso elaborado con leche cruda de oveja.

Este año, el premio al mejor queso curado de España ha sido para Infernuko Gasna, un queso de D.O. Idiazabal elaborado en el Valle de Baztan con leche de oveja latxa, una raza autóctona con la que también se prepara el queso Roncal. Para más información sobre estos quesos, consulta nuestro artículo para los más queseros.

En muchos restaurantes, los encontrarás en sus cartas como broche final a una comida en su sección de postres. Si en tu caso eres más de dulce, te animamos a consultar el post sobre un recorrido dulce por toda Navarra.

Mira bien las fechas en las que vienes por si coinciden con eventos como las Jornadas gastronómicas de caza de Baztan, la Semana de la Cazuelica y del Vino en Pamplona, o Inverdura en Tudela.

Pamplona, tu escapada perfecta

Capital de Navarra, una ciudad amurallada, verde, gourmet y jacobea

¿Estás planificando tu escapada? ¡Pues este es el sitio perfecto! Y aquí te vamos a dar toooda la información que se nos puede ocurrir para hacer de tu viaje a Pamplona una experiencia TOP.

Visitas culturales; que el saber no ocupa lugar y hay que hacerle un hueco. Un casco histórico que da gloria verlo de lo bien cuidado que está. Zonas verdes y jardines que dan para un cuadro impresionista. Bares de pinchos con auténticas virguerías culinarias. Ambiente cultural, bullicio jacobeo, tiendas de las de toda la vida…

Y más: un conjunto amurallado con una ciudadela renacentista que es la envidia de las ciudadelas; unas fiestas patronales conocidas en todo el mundo; y una calidad de vida que se palpa en cuanto llegas a la ciudad.

Ya ves, si pensabas conocer Pamplona en un día no va a ser fácil, y probablemente 24 horas se te queden cortas. Pamplona es un destino perfecto para un fin de semana, así que lo mejor es que te reserves dos días o un puente.

Para qué engañarnos, Pamplona tiene alma conquistadora y es difícil no sucumbir a sus encantos.