La fiesta de San Blas en Navarra

En febrero, San Blas y Santa Águeda, dos fiestas que se celebran en este mes que va a entrar y están ligadas a tradiciones donde existe una combinación de folclore, religión y gastronomía. La primera de estas fiestas será San Blas, que se celebra el día 3 de febrero.

Según cuenta la leyenda, San Blas es protector de catarros, anginas y otros dolores de garganta. Esto se debe a que un día San Blas salvó a un niño que se ahogaba por una espina de pescado que se le había quedado atorada en su  garganta y desde ese día, este santo está relacionado con la protección de todas enfermedades de garganta.

Además de todos los dolores de garganta a San Blas también se le atribuyen otros milagros, como sanar a los animales que antiguamente estaban enfermos en las casas, y protector de los niños.

Como casi todos los eventos festivos de nuestras localidades, hay una tradición religiosa en ellos y es por ello que para San Blas es típico las Misas donde cada uno de los presentes lleva alimentos para ser bendecidos y así a la hora de comerlos, te ayudan a protegerte con enfermedades para la garganta. Los alimentos que se suelen llevar para bendecir son roscos, bollos  y otros dulces típicos de la temporada.

san blas

En Pamplona, se realiza una tradicional Misa en la Iglesia de San Nicolás, para bendecir estos dulces, y en los alrededores de la Iglesia podemos encontrar diferentes puestos donde comprar los bollos, los roscos, y las típicas tortas de txantxigorri, o diferentes tipos de caramelos.

Además de realizar la bendición de estos productos, hay otras localidades como Milagro, Ribaforada o Peralta, que para celebrar esta fiesta preparan una gran hoguera que al caer la noche prenderán, y así podrán pasar un rato agradable alrededor de ella todos los vecinos de la localidad, acompañados de un buen  trozo de txistorra, pan y vino.

San Blas

El fuego, en antiguas creencias populares estaba reconocido como  elemento purificador, y en muchas de estas localidades se encendían estas hogueras a principios de año, para comenzar un año nuevo limpio y purificado.

Para todo aquellos, que  seáis propensos a los dolores de garganta, ya sabéis a bendecir vuestros alimentos para estar “ protegidos´´ durante el año.

 

 

 

El carnaval Navarro, único e irrepetible

El Carnaval es una de las fiestas más esperadas del año tanto por los mayores como por los pequeños de la casa. Planificar cada uno de los disfraces y en mucha ocasiones fabricarlos de manera manual es todo un trabajo en el que cada vez más, ponemos más ingenio y creatividad para disfrutar de esta fiesta. Carnavales hay en todos lados pero lo cierto es que el Carnaval Navarro es único e irrepetible.

Carnaval Navarro

Carnaval siempre se ha celebrado cuarenta días antes de Semana Santa así que la fecha va variando cada año. Pero ¿os habéis preguntado alguna vez de donde proviene esta tradición? O ¿Siempre lo hemos celebrado de la misma manera? ¿Y por qué lo celebramos?.

El carnaval, es una fiesta muy antigua, podemos decir que tiene su origen en la Edad Media, dónde durante unos días estaba todo permitido, antes de llegar al periodo de Cuaresma, cuando ya estaba prohibido comer carne y  realizar otro tipo de banalidades para entrar en el periodo de purificación y penitencias.

Durante estos días previos a la Cuaresma, se permitía todo tipo actos y lo celebraban con comidas copiosas, desfiles y disfraces.  Un periodo de permisividad donde de una manera u otra el clero y su moralidad, la nobleza y los gobernantes quedaban ridiculizados.

Era un periodo donde se recordaba el paganismo de las culturas ancestrales anteriores. Por este motivo, salían con mascaras, se hacían hogueras en relación con creencias anteriores y se sacrificaban animales para atraer la fortuna. Este era el fin puesto en contexto que tenía el carnaval antiguamente en la sociedad española.

Carnaval Navarro

De estas fiestas paganas celebradas antiguamente, a día de hoy, nos quedan muchas tradiciones, que algunas  han seguido durante siglos realizándose y otras que fueron perdidas, pero posteriormente recuperadas. Por ello cuando hablamos de Carnaval, Navarra es un referente ya que tiene muchas tradiciones y costumbres que han perdurado en el tiempo.

A día de hoy son muchos los carnavales que se pueden disfrutar en Navarra, donde los demonios, las brujas, los carboneros, los gigantes y los bandidos, entre otros, salen a las calles en representación de aquellas fiestas paganas que se realizaban en la Edad Media.

Carnaval Navarro

Toda una fiesta que durante los meses de enero, en los pueblos más adelantados, y seguidos de febrero y marzo da lugar a una fiesta multicolor llena de dances y rituales ancestrales, que dan lugar a conocer el comportamiento de toda una sociedad anterior a nuestra época.

Os dejamos el enlace a los carnavales  rurales más importante que se pueden disfrutar en Navarra, y que seguro…¡¡no dejarán de sorprenderos!!